Compartir:

Extreme-Rules-Lo-mejor-y-lo-peor

MUY TARDE, pero ha llegado. Wrestling Noticiaz les trae LO MEJOR y LO PEOR de Extreme Rules, y para quienes piensan que ya no es momento de leerlo porque ha pasado demasiado tiempo, les digo… piénselo dos veces. El análisis trae detalles muy interesantes sobre Roman Reigns y Dean Ambrose, además de proyectar algunas rivalidades —considerando a los vencedores en este PPV— hacia el futuro. De hecho, EL FUTURO —ahora, THE MAN— ha regresado a WWE con intenciones de recuperar el campeonato que nunca perdió.

Este artículo refleja la opinión personal de su autor y no necesariamente la de Wrestling Noticiaz. ¿Qué nos dejó el evento en el que WWE se vuelva extrema? ¡¡A LEER!!

1. LO PEOR — Superhéroe en exceso

Si bien el combate no estuvo exento de mostrar un agresivo dinamismo entre campeón y retador, lo de Roman Reigns en el desenlace de la lucha fue una completa falta de respeto hacia AJ Styles y los remates finales. Que El Emperador Romano haya sobrevivido a TODO el castigo que le propinó Styles solo termina por devaluar el arsenal de este último y le quita el sentido a las palabras “remate final”. Hay una razón por la que se les llama así, y en el combate estelar de Extreme Rules no se notó en lo absoluto. LAMENTABLE situación que alimenta la percepción que el Universo de WWE tiene sobre Roman Reigns: es un superhéroe invencible.

2. LO PEOR — Asilo sin dinamismo

Dean Ambrose necesitaba una victoria en esta modalidad de combate. La consiguió, pero la manera en que lo hizo no termina de convencer a muchos…

El Lunático Radical ha demostrado no brillar en combates de desarrollo pausado. No es lo suyo: él se caracteriza por ‘ir al frente’ desde el principio y no dar tiempo para respiros. ¿Ejemplo claro? La lucha de clasificación para Money in the Bank. Si comparamos el combate que Dean Ambrose sostuvo ante Dolph Ziggler y Chris Jericho, la diferencia en términos de dinamismo es brutal: frente a Ziggler hubo agilidad, conexión y simultaneidad; frente a Y2J, poco de lo anterior. Y no. No es que Jericho sea mal luchador, solo que no posee un estilo que se complemente con el de Ambrose.

De cierta medida, las tachuelas se convirtieron en el cambio de ritmo que necesitaba el combate, pero solo fue por unos minutos. Que quede claro: Dean Ambrose NECESITA dinamismo en sus combates. Denle el espacio y la oportunidad. El lunático por excelencia no fallará.

3. LO PEOR — Si no es uno, es otra…

Si no es Ric Flair, es Dana Brooke. Ya cansa que la actitud villana de Charlotte solo se limite a las ayudas externas de alguien, porque demuestra una ÚNICA caracterización de ruda que —sinceramente—no enciende a nadie. Es exactamente LO MISMO que le sucedía a Seth Rollins previo a su lesión: personaje villano de una sola línea —en su caso, cobarde y oportunista—. ¿Cuál fue el resultado? Desinterés de la audiencia y etiquetas de ‘no sabe luchar’.

En el caso de Charlotte, caracterizarse únicamente como una villana que recibe ayudas externas solo la guía hacia el desinterés paulatino de la audiencia. Y créanme que sucederá, porque si ya fue Ric Flair, que ahora sea Dana Brooke… Rayos.

Ahora, lo acontecido en el último episodio de Monday Night Raw ha sido la primera fase de Charlotte en su intento por desligarse de la etiqueta “hija de Ric Flair” que la lleva persiguiendo.

4. LO PEOR — ¿Cómo recordaremos el reinado de Kalisto como campeón estadounidense?

Decepcionante es la primera palabra que se me viene a la cabeza. Kalisto es una Superestrella de PRIMER NIVEL que fue maltratada por la directiva: no le construyeron una historia apropiada a su capacidad y condición; de hecho, solo pudo demostrar su valer como estrella frente a ‘gigantes’ como Ryback y Rusev.

Lamentable, de verdad. Espero que, ahora que se ha desligado del Campeonato de los Estados Unidos —perdió nuevamente ante Rusev en SmackDown—, retome la popularidad con la que inició su camino en el elenco principal. ¿La fórmula? Ser KALISTO. El tipo es fantástico, solo necesita espacio para demostrarlo.

5. LO PEOR — Comienza el fin para The Vaudevillains

Lo he escrito varias veces: The Vaudevillains son peces de pecera que fueron arrojados al mar. De brillar a NXT como Campeones de Parejas a rivalizar brevemente con The New Day. Que hayan salido derrotados de Extreme Rules solo significa —y quisiera equivocarme—que Aiden English & Simon Gotch comenzarán a perder protagonismo en WWE TV. ¿La razón? Sus personajes no fueron bien presentados a la audiencia; esta, por consecuencia, no los concibió como estrellas ambiciosas por hacerse un espacio en el elenco principal. El desinterés mata, y a The Vaudevillains ya les ha llegado la hora.

6. LO MEJOR — ¡Seth FREAKING Rollins!

¡Seth Rollins ha regresado! El Arquitecto hizo su aparición en Extreme Rules para arruinar la celebración del vigente Campeón Mundial de Peso Completo WWE, Roman Reigns; y posteriormente, en Monday Night Raw, se presentó —sin decirlo, solo con su actitud— como el villano de la ecuación. ¿Otra vez con lo mismo?

7. LO MEJOR — Cuatro protagonistas para cinco estrellas

SOLO ELOGIOS para este combate. Fue una construcción maestra: dinamismo durante TODA la contienda, interacción entre los involucrados, momentos para ponerse de pie, tensión ante determinados conteos, mañas de villanos y resultado impredecible.

Sobre esto último, es comprensible que The Miz continué reinando como Campeón Intercontinental. Se ha desenvuelto espléndidamente como el villano por excelencia en la rivalidad, haciendo brillar a las Superestrellas retadoras. Una labor silenciosa que DEBIESE ser reconocida. ¡Esta rivalidad por el Campeonato Intercontinental SIGUE VIVA!

8. LO MEJOR — ¿El comienzo de la re-estructuración?

Es lo que debiese suceder con los personajes de Luke Gallows & Karl Anderson. Ambos pasaron del dominio en NJPW a la humillación en WWE. La victoria ante The Usos en Extreme Rules es el primer paso, pero queda MUCHO camino por recorrer.

Si se preguntan por qué la pregunta de este título tiene signos de interrogación, la respuesta es sencilla —y deprimente—: no estoy seguro si la directiva re-construya a Gallows & Anderson, a pesar de que lo necesitan urgentemente.

VER TAMBIÉN: The Club mueve las piezas hacia The Bálor Club.

9. LO MEJOR — ¡The New Day retuvo exitosamente —y con Xavier Woods a la cabeza—!

¡EXCELENTE día para El Nuevo Día! Leí a muchos criticar que The New Day retuviese el Campeonato Mundial de Parejas WWE, pero The Vaudevillains no estuvieron a la altura de convertirse en los nuevos monarcas. Y no es nada personal contra Aiden English & Simon Gotch —su habilidad es FANTÁSTICA—, sino que el problema se relaciona con el manejo inadecuado de ambos personajes en su andadura por el elenco principal.

Pero volviendo a The New Day, aparte del entretenido combate que sostuvieron frente a The Vaudevillains, destaco a Xavier Woods como PARTICIPANTE ACTIVO de la lucha. Es importante remarcarlo, porque su labor en el trío suele ligarse plenamente con el liderazgo verbal (o con el micrófono, si no se entiende la idea) y debiese también marcar presencia como luchador. Bien por Xavier Woods y bien por The New Day.

10. LO MEJOR — Extreme Rules le debe una mano a AJ Styles y Roman Reigns

Si bien critiqué el desenlace de la lucha estelar entre Roman Reigns y AJ Styles por el Campeonato Mundial de Peso Completo WWE, debo valorar completamente cómo ambas Superestrellas se entregaron al 110% para brindar un espectáculo de PRIMER NIVEL en cuanto a la palabra “extremo” refiere, dándole sentido al nombre del PPV.

Combate dinámico, intercalando los momentos y spots entre los protagonistas. Desde un inicio hasta las interferencias externas —que por favor esta sea la ÚLTIMA vez que The Usos acaparen tanto protagonismo en WWE (ya he explicado el por qué)—, esta fue una lucha a la que BIEN se le puede llamar extrema.

Autor de artículos de opinión, crítica, análisis y conclusiones en Wrestling Noticiaz.