Compartir:

192_champ_09252016hm_0942
La campeona (Charlotte), la amada retadora que busca recuperarse de su máxima humillación (Sasha Banks) y la nueva Superestrella que se ha ganado los corazones del Universo WWE (Bayley) demostraron que merecían estar en esta Lucha de Triple Amenaza por el Campeonato Femenil de Raw. Las tres competidores probaron que son dignas de portar el título, pero sólo una de ellas pudo hacerlo. Esa mujer es Charlotte.

Charlotte obtuvo una victoria limpia en el primer PPV exclusivo de la marca roja. Bayley, sorprendentemente, fue nulificada por Sasha y Charlotte, quienes sólo se concentraron la una en la otra a lo largo de la batalla. Bayley usó, sabiamente, eso a su favor, atacándolas a ambas en el momento menos esperado. Fue necesaria la interferencia de Dana Brooke – legal, gracias a las reglas de las Luchas de Triple Amenaza – para sacar a Bayley de la ecuación y mantener el asunto entre Charlotte y Sasha.

Otra de las consecuencias de eso fue que Bayley retuvo más energía que las dos, pues se brutalizaron hasta quedar exhaustas. Bayley se ganó el respeto de sus contrincantes, pero la veteranía de las susodichas les dio el conocimiento para neutralizar su inercia. Sasha había absorbido mucho castigo en la espalda, por lo que quedó en su lugar cuando atravesó una barricada. Bayley hizo lo posible por conseguir una victoria milagrosa, pero Charlotte no se lo permitió. La Campeona Femenil de Raw golpeó a la novata con una patada, la mandó en dirección de Sasha, y luego repitió la dosis para llevarse el triunfo.

Administrador de Wrestling Noticiaz